Cuidando el espacio interior con Isabel López Vilalta

El interiorismo se ha convertido en una disciplina idónea para mejorar la vida de las personas a través de la creación de espacios capaces de transmitir sensaciones. Isabel López Vilalta, de Isabel López Vilalta + Asociados, nos presentó tres proyectos muy diferentes, pero todos ellos cuidados y pensados para que las personas que los experimentan se sientan bien.

Diseñar un espacio no es solamente colocar muebles, decorar con accesorios, colores etc., sino que consiste en cuidarlo pensando siempre en las personas que lo habitarán. A la vez, hay que tener en cuenta detalles que lo harán confortable; como una buena acústica, un tapizado cálido, o un revestimiento de madera para hacerlo más acogedor.

A través de los restaurantes del Hotel Grau Roig, el restaurante Mirch y la sede de Frigicoll en Barcelona, Isabel López Vilalta, nos contó en la Contract Essential People del pasado día 23 de septiembre, cómo ella y su equipo se enfrentaron a estos retos de diseño. 

En el primer proyecto, el Hotel Grau Roig (finalista de los Restaurant & Bar design Awards 2020), el estudio intentó recrear un ambiente típico de hotel de esquí contemporáneo. Los espacios que lo conforman, articulados a partir de una rampa que los conecta con el lobby, son ligeramente distintos entre sí, de manera que el usuario tiene una experiencia diferente en cada uno de ellos. La madera maciza es la protagonista principal, así como el uso de la piel de potro y la piel de vaca para los revestimientos y los asientos.

El segundo proyecto que pudimos ver fue el restaurante Mirch, un pequeño local de 45 metros cuadrados dedicado a la cocina de fusión índia-catalana, en el que mantuvieron algunos elementos existentes. Como no podía ser de otra manera, está lleno de colores vivos que nos trasladan a la India. La renovación del mobiliario y la introducción de elementos de grafismo personalizados, acabaron de configurar un espacio muy personal y práctico, que representa en gran medida la personalidad de su propietario.

Por último, Vilalta nos presentó el espacio Frigicoll en Barcelona: más de 3000 metros cuadrados en los que diseñaron un gran showroom, las oficinas de alta dirección y la cantina. El punto de partida de la remodelación era ya interesante, con elementos como la gran altura en el showroom, los pilares de hormigón de 7 metros que se mantuvieron y el pavimento de cemento continuo, que funcionó a la perfección en equilibro entre los diferentes materiales que se integraron. En las oficinas se crearon espacios muy luminosos, utilizando luz cenital y cerramientos acristalados con diferentes texturas. El uso de la madera aporta un toque de calidez y es el hilo conductor que llena de coherencia a todo el proyecto.

En la mesa de debate posterior, contamos con la presencia de tres de nuestros asociados: Carlos del Pozo de Absotec, Lucía Jover de Ka Contract y Andreu Rovira de Sonae Arauco, que nos explicaron cómo a través de sus productos contribuyen a mejorar la vida de las personas.