En la que fue la última trendsTALK del año 2020, descubrimos 5 tendencias emergentes en el sector Textil de la mano de Pepa Casado. Posteriormente 2 empresas asociadas de Cenfim, Aznar Textiles y Grupo Lamadrid, nos acompañaron en la mesa de debate.

New moderns 

La racionalización y desaceleración del consumo ha sido una de las tendencias de mayor impulso en los últimos meses. Destacan diseños que persiguen estéticas resistentes a las modas. Esta tendencia se trata de un cambio de filosofía donde se recupera una forma que sigue a la función

Por lo tanto la funcionalidad es la clave para entender esta tendencia, que recupera los básicos, sin olvidar el color. También destaca la opción de calidad sobre cantidad, ofreciendo una gama selecta de textiles para el hogar que están diseñados para durar más de una temporada.

 

Bare Essentials 

Esta tendencia pone de manifiesto cómo vivir con menos y mejor se está convirtiendo en un imperativo más que en una opción. 

Esta búsqueda se ha traducido en diseños sencillos, en tonos neutros, que exploran la naturalidad en crudo de los materiales. Los catálogos de producto se reducen en número de referencias, pero se amplían en cuanto a categorías.

 

Healthy Materials 

Textiles que protegen contra la contaminación, antimicrobianos, fáciles de limpiar y de fabricación sostenible se convierten en cuestiones esenciales para el desarrollo de productos. 

Crear otro tipo de relaciones con los usuarios mediante el establecimiento de incentivos para alentarlos a reciclar o explicándoles cómo limpiar y mantener los productos puede ser una buena forma de conectar con sus valores. 

 

Joyful textiles 

Joyful fabrics explora el poder que tiene el diseño y cómo este afecta en el estado de ánimo de los consumidores con la alegría y el optimismo como su fuente de inspiración. 

Trabajar con artistas y artesanos locales de manera sostenible apoya las economías locales. Esto es ideal para aprender nuevas técnicas y ofrecer un nuevo tipo de producto para la marca.

 

Renewed Heritage 

El 2020 ha sido un año de gran impacto para el sector del lujo más tradicional. Como resultado, las marcas están empezando a explorar cómo pueden relanzar el patrimonio como algo que no está atascado en el pasado, sino que es joven, progresivo y en evolución.

En esta tendencia, el presente mira al pasado desde una visión nostálgica y recuperando algunos de los elementos decorativos más clásicos del textil: terciopelos, flecos, efecto de camuflaje, acabados con lustre…

 

Mesa de debate 

En la mesa de debate posterior participaron Marisol Aznar, Directora Comercial Nacional de Aznar Textil y Arantxa Esnaola, Responsable de La Madrid Contract del Grupo Lamadrid.

Arantxa por su parte hizo especial énfasis en la evolución del concepto de los textiles. Considerados anteriormente tan solo como un elemento decorativo, ahora se elevan al nivel de un elemento constructivo, como pueden ser la madera o el hormigón, gracias a sus propiedades técnicas.

Marisol también nos explicó las distintas propiedades técnicas de los textiles, cómo la acústica o la visual, especialmente importantes para el confort del usuario.