En la última sesión de TrendsTALK, organizada desde CENFIM dentro del marco del proyecto TrendsCLUB, hablamos con la trendhunter Pepa Casado, de Future Ahora, sobre cómo ha afectado la creciente importancia por el descanso, la gestión de la ansiedad, y la obsesión por el sueño de buena calidad a la demanda de colchones, ropa de cama, y otras categorías de producto tanto en el ámbito doméstico como en hospitality.

Generalmente, al pensar en descanso nos vienen a la mente imágenes de tiendas de colchones, repletas de distintos modelos que probar y entre los que tanto nos cuesta encontrar las “7 diferencias”. Hoy en día, hablar de descanso va mucho más allá. Factores como la alimentación, el ejercicio, el estrés o la ansiedad, son clave para nuestro reposo. 

En las últimas décadas, la innovación y la tecnología nos han permitido convertir, progresivamente, el trabajo manual en trabajo intelectual. Ya no estamos ligados a la fuerza física para producir. Sin embargo, la actividad mental supone nuevos retos. El estrés y la ansiedad son algunas de las consecuencias del estilo de vida actual, que ejercen un fuerte impacto en nuestro descanso. Por esta razón, emergen nuevas soluciones con el objetivo de minimizar dicho impacto.

El sector del sueño está sufriendo una evolución y generando nuevas oportunidades más allá de los sectores clásicos, tanto en el ámbito privado como en el público.

 

Home and bedroom

El colchón; ese elemento fundamental si hablamos de descanso. Durante los últimos años se ha convertido en una commodity, y está explorando nuevas posibilidades que le permitan competir en un nuevo escenario.

Productos complementarios, como los de iluminación y sonido, también tienen su lugar en este nuevo paradigma. Se está implementando la creación de nuevas rutinas que permitan mejorar, no solo la cantidad, sino también la calidad del sueño, aplicando técnicas para, por ejemplo, alargar el periodo de sueño profundo.

Hotels & public space

Dormir ya no es una actividad que se realiza únicamente en la vivienda. Los espacios públicos como hoteles, aeropuertos o gimnasios - entre otros, incorporan nuevos servicios y ofertas para conectar con un usuario cada vez más preocupado por su salud.

Aparecen nuevas opciones de viaje no centradas únicamente en opciones de ocio y cultura. El turismo de la salud, en el que el sueño es una pieza clave, se está abriendo camino. Desconectar de la ansiedad producida por la hiperconectividad y la tecnología son insights poderosos que considerar en la estrategia de servicios. La calidad del aire, los sistemas de descanso o el valorado silencio se han convertido en argumentos para atraer a nuevos usuarios.

También el retail encuentra su espacio en estas nuevas necesidades de descanso. Las tiendas de colchones de toda la vida, reconvertidas en “siestodromos”, son ya una realidad.

Si te perdiste la Trensdtalk “Dream on, la ciencia del sueño”, ahora puedes verla en nuestro canal youtube haciendo click en este enlace.