Carlos Lamela nos explica el proyecto del Centro Canalejas de Madrid

El Centro Canalejas ha sido una de las intervenciones urbanas más importantes llevada a cabo en Europa en las últimas décadas. El Estudio Lamela ha diseñado este complejo de 50.000 m2, que ha supuesto un desafío para el arquitecto, un reto que no termina en su construcción sino que, en sus propias palabras, "ahí empieza su vida: un camino que le va a llevar a ser el buque insignia de un nuevo Madrid".

Carlos Lamela no necesita presentación, cuenta con una trayectoria profesional excepcional, tanto nacional como internacional. Al frente de su estudio, ha diseñado este complejo, probablemente el más importante realizado en Madrid. Un conjunto de 50.000 m2 que comprende: un Gran Hotel operado por la cadena Four Seasons de 200 habitaciones, una galería comercial de 15.000 m2, 22 viviendas de alto nivel y un aparcamiento subterráneo para 400 plazas.

En la hicontract TALK celebrada el 21 de abril, el arquitecto nos acercó al impresionante proyecto madrileño, situado en un enclave privilegiado. Los 7 diferentes edificios tienen cada uno su historia, hasta su unificación final, fruto de diferentes fusiones bancarias. El edificio más emblemático del conjunto, es el construido por la compañía La Equitativa en 1887, el edificio esquinero en la calle Alcalá. De igual manera que su edificio contiguo situado en plaza Canalejas, construido en 1902 y sede el Banco Hispoanoamericano, fue reformado diversas veces a lo largo de los años. Aunque parezca un conjunto homogéneo por sus fachadas, entre la construcción del primer edificio y el último, pasan prácticamente 80 años.

La ejecución de la obra fue un proceso muy complejo. Las fachadas se dejaron prácticamente en el aire, construyendo desde la cota 0 mientras se estaban excavando los niveles inferiores, en un sistema constructivo espectacular que pudimos ver en un video. Asimismo, la labor de restauración de los elementos de interés fue un aspecto muy importante del proyecto, redactándose 14.000 fichas de recuperación histórica (manillones, cajas fuertes, puertas, ventanas…). La restauración de elementos interiores, como el gran lucernario o las pilastras y capiteles corintios, se realizó también con un gran cuidado y mucho detalle.

La restauración exterior ha sido otro aspecto destacable del proyecto, creando un espacio urbano más diáfano, con la restauración de las fachadas y de todos los elementos de iluminación, así como la recuperación de las rejerías de gran interés artístico, o los característicos elefantes de la primera planta de Alcalá 14. 

Al finalizar la presentación, contamos con la presencia de dos de nuestras empresas asociadas, Pablo Alonso de Azuvi y David Escudero de Peralta Vidavi, con los que continuamos hablando de la rehabilitación de edificios históricos para un uso colectivo.